Cómo Frenar la Artrosis Cervical con Ejercicios en el Agua

Cómo Frenar la Artrosis Cervical con Ejercicios en el AguaEn este artículo te quiero mostrar cómo frenar la artrosis cervical con ejercicios en el agua.

La artrosis cervical es una enfermedad que se ha vuelto bastante común en los últimos tiempos.

La rigidez, el dolor intenso y la poca flexibilidad del cuello y espalda a menudo hacen que evites realizar cualquier actividad física.

Sin embargo, evitar el uso de las coyunturas puede ocasionar que tus articulaciones, ligamentos y músculos se debiliten, endurezcan y pierdan aún más flexibilidad.

A la larga sentirás más dolor y no podrás realizar actividades sencillas del día a día.

Por eso, hoy quiero contarte cómo frenar la artrosis cervical con ejercicios en el agua.

Una alternativa para frenar el dolor

El agua caliente provee un ambiente ideal para calmar el dolor de cuello, rigidez cervical, dolor, hormigueo y debilidad en brazos y manos, además, la flotabilidad del agua te ayudará a relajarte.

Al practicar ejercicios en el agua caliente los vasos se dilatan y aumenta la circulación sanguínea a través del cuerpo.

La buena circulación ayuda a aliviar el dolor y recupera la flexibilidad de las articulaciones afectadas.

Los ejercicios acuáticos son una excelente manera de mantener la movilidad de tus músculos sin esforzarte demasiado.

Por su parte, la calidez del agua genera resistencia que ayuda a fortalecer los músculos, brinda buen soporte a las articulaciones, permite libre movilidad y disminuye la tensión.

Ejercicios acuáticos que puedes realizar para tratar la artrosis cervical

Debido a que la artrosis cervical causa malestares puntuales en el cuello, espalda, hombros, brazos y manos te mostraré ejercicios relacionados con estas áreas del cuerpo que puedes realizar en la piscina.

Flexión lateral

Coloca las manos en las caderas, separa las piernas a la altura de los hombros y relaja las rodillas. Inclínate hacia un lado y lleva la mano al muslo.

Regresa a la posición inicial e inclínate hacia el otro lado.

Movimiento circular de la cabeza

Párate derecho, relaja el cuerpo y realiza movimientos circulares lentamente con la cabeza.

Flexión con brazos extendidos

Estira los brazos hacia adelante, levanta las manos sobre la cabeza tan alto como puedas y mantén los codos tan extendidos.

Abducción de brazos

Levanta despacio ambos brazos hacia los lados a la altura de los hombros, deben quedar sumergidos en el agua, bájalos nuevamente hasta que las manos toquen las piernas. No fuerces el tronco ni flexiones los brazos.

Circunferencia del pulgar

Mueve lentamente el pulgar haciendo círculos grandes, primero hacia un lado y luego hacia el otro. Realiza el mismo movimiento la otra mano.

Flexión de dedos

Abre y cierre la manos, con movimientos suaves hasta extender bien los dedos y luego ciérralas hasta formar un puño completo.

Giro de muñecas

Gira las palmas hacia arriba y luego hacia abajo manteniendo los codos cerca de las cintura.

Flexión de muñecas

Dobla la muñeca hacia arriba y luego hacia abajo manteniendo las manos y dedos relajados.

Todos los movimientos de estos ejercicios deben ser suaves, nada muy radical y lo recomendable es realizar varias sesiones de cada ejercicio sin forzarte demasiado, hazlos a tu ritmo incrementando la intensidad poco a poco a medida que sientas alivio.

Recomendaciones para ejercitarte correctamente

Si realizas el ejercicio para fortalecer los músculos. Moverte con rapidez en el agua aportará resistencia.

En caso de que presentes dolor e hinchazón en las articulaciones, realiza movimientos intermedios, procura que no sean rápidos porque aumentarás el dolor.

Para mejorar la movilidad de las articulaciones debes moverte lentamente y extendiendo al máximo el rango de los movimientos.

Mejora tu calidad de vida realizando estos ejercicios en el agua para frenar la artrosis cervical, inclúyelos como parte de tu rutina y notarás los resultados positivos más rápido de lo que imaginas.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Los comentarios están cerrados.