Descubre Cómo Utilizar la Cúrcuma para la Artritis para Aliviar los Dolores

Descubre Cómo Utilizar la Cúrcuma para la Artritis para Aliviar los DoloresEn este artículo te quiero mostrar cómo utilizar la cúrcuma para la artritis.

La cúrcuma es una planta perteneciente a la familia del jengibre pero que proviene de un pequeño arbusto de flores amarillas.

La cúrcuma ha sido usada por más de cuatro milenios en la cocina y en la medicina naturista de Asia y de la India.

También es conocida como azafrán de la India o turmeric, y tiene beneficios inimaginables para combatir un sinfín de enfermedades y afecciones…

… como reducir la acidez, tratar el cáncer, curar la bronquitis, regular ciclos menstruales, evitar infartos, y muchos más.

Sin embargo, uno de los beneficios más importantes de la cúrcuma, es su capacidad de aliviar dolores articulares, musculares, de hueso y de tejidos blandos.

Esto la convierte en una cura milagrosa contra la artritis y otras enfermedades reumáticas crónicas.

Si padeces esta condición y quieres saber cómo utilizar la cúrcuma para tratar la artritis, te invito a que sigas leyendo.

¿Cuáles son las propiedades de la cúrcuma?

Antes que nada es importante que sepas cuáles son las propiedades de esta reina de las especias.

En ella podemos encontrar nutrientes muy saludables tales como vitaminas C, E y K, fibra dietética, proteínas, sodio, hierro, niacina, potasio, magnesio, calcio, zinc y cobre.

Además, se ha demostrado que la cúrcuma es antibacteriana, antiviral y antifúngica.

Pero sin duda, sus cualidades más importantes son aquellas antiinflamatorias y antioxidantes, ya que es la que permite, lógicamente, reducir la inflamación, la hinchazón, la rigidez y el dolor de las articulaciones, típicamente provocados por la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Ahora bien, ¿cómo puedes utilizar la cúrcuma para la artritis?

Puedes tomarla en forma de suplemento, de té o simplemente agregándola a tus platillos y bebidas favoritas.

Suplemento: Si eres una persona práctica, te recomiendo que compres suplementos de cúrcuma.

Estos vienen en forma de cápsula y son igualmente naturales que consumirla en polvo.

Puedes conseguirlas en las tiendas naturistas o incluso en farmacias, supermercados o en tiendas de vitaminas, y no necesitas una receta médica para poder comprarla.

Lo más recomendable es tomar una dosis de 250 a 500 miligramos, una o tres veces al día con cada comida, dependiendo de cuál sea tu condición o que tan avanzada esté la artritis en tu cuerpo.

En forma de té: Esta es mi opción favorita. El té de cúrcuma no sólo es milagroso sino también delicioso.

Para prepararlo sólo necesitas comprar cúrcuma en polvo y agregar dos cucharadas de la misma en una taza de agua hirviendo.

Luego debes dejarla reposar unos 15 o 30 minutos y listo.

También puedes preparar té de cúrcuma usando su raíz, suele ser un poco amargo pero nada que un poco de limón, jengibre y miel para endulzar no pueda arreglar.

Puedes beber este té de una a tres veces diarias.

En comidas y bebidas: Si no te gusta el té, puedes usar la cúrcuma como condimento en tus comidas.

Tan sólo debes agregar algunas cucharadas de polvo de cúrcuma como si fuera curry, a tu gusto.

Sabe deliciosa junto a huevos, carnes y vegetales, pero la verdad es que puedes usarla como ingrediente hasta en la mezcla de hacer panqueques, en salsas o incluso en sopas.

Otra opción es agregar este polvo a tus bebidas favoritas para aliviar el dolor de la artritis: café, batidos de frutas o simplemente agua.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para tratar la artritis de forma completamente natural y sin medicamentos

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí artritis reumatoide.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a tratar tu artritis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Julio

Share and Enjoy

  • Google Plus
  • Facebook
  • Twitter

Comments are closed.