Cómo Combatir la Artrosis de Rodilla con Jugos Naturales

Cómo Combatir la Artrosis de Rodilla con Jugos NaturalesEn este artículo te quiero mostrar cómo combatir la artrosis de rodilla con jugos naturales.

La artrosis de rodilla, un problema de salud que llega a afectar a más del 15% de la población de más de 50 años…

… es una auténtica pesadilla para muchas personas que limita su vida cotidiana en todos los sentidos.

Y es que la degeneración de los cartílagos de esta zona provoca que no se pueda caminar con normalidad.

Dejando a un lado los fármacos recetados convencionalmente por los médicos, los cuales acarrean una serie de graves efectos secundarios, hay un gran universo de jugos naturales que te ayudarán a acabar de raíz con la enfermedad.

Por ello, aquí voy a hablarte de los más efectivos.

Jugo de ortiga para aliviar el dolor de la artrosis de rodilla

La ciencia ha demostrado en repetidas ocasiones los efectos beneficiosos de la ortiga para paliar el dolor derivado de la artrosis de rodilla puesto que contiene infinidad de sustancias analgésicas.

En concreto, mi consejo es que inviertas un rato en comprar o recoger tú mismo la planta, arrancar sus hojas y machacarlas hasta quedarte con su extracto.

Después, según tu paladar, opta por tomar una cucharada directamente o mezclar tres de ellas en un vaso de agua.

Para suavizar su intenso sabor, utiliza un poco de miel de abeja.

Jugo de fresas y kiwis para frenar el avance de la artrosis

Este jugo es muy efectivo para detener de raíz el deterioro de los cartílagos gracias a las propiedades diuréticas y antioxidantes de ambas frutas.

Adempas, está delicioso y, tomado frío, es ideal para refrescarte en verano.

Por su parte, su elaboración es francamente sencilla ya que basta con pelar un kiwi y lavar a conciencia cuatro o cinco fresas, trocearlo todo, ponerlo en un recipiente adecuado y batirlo en la licuadora.

Para alcanzar la textura que deseas, añade medio vaso de leche de almendras. Debes tomar un vaso a diario sin excepción para obtener resultados.

Jugo de papaya para regenerar los cartílagos

Evidentemente, cuando la artrosis de rodilla se manifiesta, los cartílagos ya se encuentran dañados en menor o mayor medida.

Por ello, es importante que te centres en su regeneración, ya que esta es la base que te permitirá acabar con la enfermedad y no volver a sufrir sus síntomas en el futuro.

En este sentido, el jugo de papaya te resultará de gran utilidad debido a su enorme contenido en vitamina C, una sustancia que ayuda a revitalizar tu sistema inmunológico.

Empieza escogiendo una pieza de tamaño mediano y quitando su piel y sus semillas para, a continuación, trocearla en pedazos pequeños y ponerlos en la licuadora junto a un vaso de agua.

Si quieres tomarlo frío, añade también unos cubitos de hielo.

Estos tres jugos elaborados a partir de ingredientes estrictamente de origen natural te ayudarán a luchar con el dolor y la inflamación de la artrosis de rodilla.

Por ello, mi consejo es que los implementes en tu dieta diaria. Te aseguro que no tardarás en ver los resultados.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*