¿Es Bueno el Plátano para Combatir la Artritis Reumatoide?

Cómo ayuda el plátano para combatir la artritisEn este artículo te quiero mostrar cómo el plátano es una fruta que puede ayudarte a combatir la artritis reumatoide, y cómo sacar el máximo beneficio a sus propiedades.

El plátano, o banana como se la conoce en algunos países, es una fruta muy buena para la artritis reumatoide. Esta fruta contiene un antiinflamatorio natural: la vitamina B6. Esta vitamina ayuda a desinflamar las articulaciones de manera natural.

La vitamina B6 también es necesaria para combatir la artritis reumatoide porque ayuda a fortalecer el sistema inmune, lo cual se necesita para tratar esta enfermedad de forma natural. Al reforzar este sistema, tu propio cuerpo podrá comenzar a regenerar por sí solo el tejido óseo dañado.

El plátano también es bueno porque contiene potasio. Seguramente has escuchado que el potasio es muy bueno para los calambres. Además de eso, el potasio sirve para reducir el dolor en las articulaciones que produce la artritis reumatoide. Otra buenas fuentes de potasio son la zanahoria y el maní (o cacahuate).

Yo recomiendo que intentes comer al menos unos 3 plátanos al día. Para aprovechar el poder del plátano y de otras frutas, recomiendo que te prepares todos los días una ensalada de frutas con plátano, cerezas, uvas moradas y melón. Las cerezas y las uvas las recomiendo porque contienen antiinflamatorios poderosos. Y el melón es bueno para la artritis porque contiene vitamina A, y esta vitamina ayuda a reconstruir el tejido óseo dañado.

Otra forma rápida de aprovechar el poder del plátano es preparándose un licuado. En una licuadora, debes añadir un plátano cortado en varios pedazos, uvas sin las semillas, cerezas y medio vaso de agua. Si no quieres añadir agua, puedes usar un vaso de jugo de naranja o limón. Estas dos frutas contienen mucha vitamina C, la cual es buena para desinflamar las articulaciones.

También puedes comer avena con plátano, cerezas y uvas. Lo que haces es verter avena en un plato hondo, cortas un plátano en varios pedazos y lo añades al plato, y después agregas las uvas y las cerezas. Por último, añades dos cucharadas de miel y mezclas todo con un poco de agua. Esto suelo comerlo en mis desayunos, a veces variando un poco las frutas. En vez de usar cerezas, utilizo frutillas.

Si bien el plátano es una fruta muy buena para la artritis reumatoide, no fue solo eso lo que me liberó de todos los síntomas de esta enfermedad. Yo logré deshacerme de la artritis de forma natural, pero tuve que seguir un tratamiento completo. Si a ti también te gustaría seguir este tratamiento COMPLETO y natural para curar tu artritis para siempre, haz clic aquí para mostrarte cómo funciona y cómo ponerlo en práctica.

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Julio

Los comentarios están cerrados.