Leche de Vaca y Artrosis: ¿Es Buena la Leche de Vaca para la Artrosis?

Leche de Vaca y Artrosis: ¿Es Buena la Leche de Vaca para la Artrosis?En este artículo te muestro si es buena la leche de vaca para la artrosis y para combatir los dolores.

La leche de vaca es uno de los alimentos sobre los que más controversia ha existido en los últimos años.

Su consumo, habitual en otras épocas y muy recomendado, ha sufrido en los últimos años una serie de reveses en forma de pruebas que afirmaban que podía no ser tan saludable como parecía.

Aquí voy a centrarme en demostrar si la leche de vaca es buena o no para la artrosis, y es que hay muchas opiniones al respecto que no suelen coincidir en absoluto.

Toma buena nota y no te pierdas estos consejos para descubrir la relación que la leche de vaca tiene con tu artrosis.

Lo normal es que cuando te decides a consumir este tipo de leche estés esperando darle a tu organismo un aporte extra de sustancias tan interesantes como el calcio o la vitamina D, esta última suele estar presente en las leches enriquecidas.

Ambas sustancias son necesarias para la salud de tus huesos, ya que el calcio es la materia fundamental de la que está hecha tu estructura ósea.

Así, a simple vista podría parecer que el consumo de leche de vaca no tiene más que beneficios a la hora de luchar contra tu enfermedad.

Sin embargo, esto está lejos de ser cierto, ya que tanto el calcio como la vitamina D que se encuentran en las leches de vaca comercializadas industrialmente no tienen ningún beneficio para tu organismo.

El proceso de pasteurización al que se somete a este alimento para dejarlo libre de gérmenes y otros agentes poco saludables se esconde detrás de la incapacidad que tiene la leche para transmitirte el calcio que tus huesos necesitan.

Este mineral sufre una pérdida de naturalidad que hace imposible que se fije correctamente en las zonas de tu cuerpo que lo necesitan, por lo que no estás haciendo ningún bien a tu cuerpo consumiendo leche de vaca.

Así, si tienes a la leche de vaca como la fuente principal de calcio de tu dieta, quedarás expuesto a una descalcificación de los huesos que no hará más que agravar su debilidad dejando vía libre para que la artrosis se apodere tu estructura ósea rápidamente.

La consecuencia es evidente: los dolores que sientes y la fragilidad de tus huesos irán en aumento, por lo que tu vida diaria se convertirá en algo bastante complicado si sigues consumiendo leche de vaca tal y como lo has estado haciendo.

En definitiva, si sigues preguntándote sobre si debes o no consumir leche de vaca para eliminar los problemas de artrosis la respuesta está bastante clara: no hay que consumirla de ninguna forma.

Más aún si eliges variedades enteras, ya que la grasa presente en este tipo de leche hará que aumentes de peso y que padezcas otra serie de problemas que no te vendrán nada bien.

Por suerte para ti, actualmente existen alternativas saludables a la leche de vaca que puedes consumir sin ningún problema.

Se trata de las conocidas leches vegetales, bebidas que ofrecen el aporte de calcio que necesitas para encontrarte mejor.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Los comentarios están cerrados.