Los Mejores Remedios Contra la Artrosis y el Dolor

La artrosis degenerativa es una enfermedad que afecta a los cartílagos de las articulaciones y que, a pesar de la opinión de muchos médicos, tiene cura.

Los Mejores Remedios Contra la Artrosis y el DolorDe hecho, en este artículo voy a proponerte una serie de remedios contra la artrosis extremadamente efectivos, los cuales también servirán en casos de artritis reumatoide.

De esta forma podrás acabar con el dolor articular y los molestos síntomas que padeces.

Todo ello a partir de ingredientes y elementos que tienes en casa o que puedes conseguir muy fácilmente.

Remedios naturales para la artrosis

Las siguientes infusiones son muy fáciles de preparar y te aportarán un gran alivio en tu artrosis.

Infusión de cola de caballo para la artrosis

Infusión de cola de caballo para la artrosis

La cola de caballo se ha revelado como una de las plantas más efectivas para el tratamiento de la artrosis o para la artritis por su carácter analgésico y antiinflamatorio.

Por ello, mi consejo es que, al menos, tomes una infusión al día elaborada a partir de ella con el propósito de aliviar tus síntomas.

Toma unas cuantas hojas de cola de caballo y tritúralas usando un mortero o cualquier instrumento similar.

Después, pon a hervir un cazo con agua y, cuando alcance el punto de ebullición, añade la planta.

En concreto, tendrás que dejarla reposar durante 5 ó 6 minutos antes de poder retirarla usando un colador.

Puedes tomar esta infusión tanto fría como caliente, por lo que te sentará francamente bien tanto en verano como en invierno.

Infusión de jengibre para la artrosis

Infusión de jengibre para la artrosis

No cabe duda de que el jengibre es uno de los grandes remedios que nos da la naturaleza para el tratamiento de la artrosis y de muchas otras enfermedades.

De hecho, su uso está muy extendido en el universo de la medicina natural y es muy utilizado entre los alimentos para combatir muchos síntomas.

En este sentido, sus propiedades antisépticas, diuréticas y antiinflamatorias son vitales para el tratamiento de esta enfermedad y para aliviar el dolor.

Solo necesitarás un pequeño trozo de raíz de jengibre triturada para elaborar esta infusión.

En términos generales, el procedimiento es el mismo que te he descrito en el caso anterior.

Sin embargo, ten en cuenta que su sabor es muy fuerte, por lo que puede que te resulte desagradable.

Si es así, no añadas edulcorantes artificiales para endulzar la infusión.

Opta, en este sentido, por la miel de abeja natural. O si no tienes en casa, por una pequeña cucharada de ‘stevia’.

También puedes añadir unas gotas de limón para aportarle un extra de sabor y vitamina C.

Infusión de ortiga para la artrosis

Infusión de ortiga para la artrosis

La ortiga, una planta que no es muy consumida en términos gastronómicos, posee infinidad de propiedades de gran utilidad para combatir satisfactoriamente la artrosis o la artritis reumatoide y el dolor que ambas provocan.

Y es que, tal y como han revelado diversos estudios, posee la habilidad de ayudar a reconstruir los cartílagos afectados por la enfermedad.

Como en los casos anteriores, pon a hervir un recipiente con agua y añade unas cuantas hojas de ortigas frescas cuando alcance el punto de ebullición.

Para que se prepare más rápidamente, puedes tapar el cazo y mantenerlo así durante 5 minutos.

No hay problema alguno en tomar toda la tisana de ortiga que desees al cabo del día.

De hecho, tres tazas es una cantidad más que aceptable. He de decirte, en este sentido, que sus efectos no son inmediatos.

Sin embargo, si sigues esta recomendación, te aseguro que, en un plazo de dos o tres semanas, empezarás a notar su influencia positiva sobre tus articulaciones.

Infusión de cúrcuma para la artrosis

Infusión de cúrcuma para la artrosis

Hay muchos otros remedios naturales para la artrosis que también pueden ayudarte a combatir la artrosis de una manera muy eficaz.

Este es el caso, por ejemplo, de las infusiones de cúrcuma, una especia con un gran poder antioxidante, antiinflamatorio y antibacteriano.

La cúrcuma se encargará de aliviar los síntomas de la enfermedad y de hacer frente a los radicales libres que provocan el desgaste oxidativo de los cartílagos.

La cúrcuma puedes utilizar para condimentar tus alimentos si no quieres preparar una infusión.

Sin embargo…

No creas que estas infusiones van a solucionar todos tus problemas. Estas infusiones solo pueden mejorar un poco los síntomas, pero no te curarán.

Si realmente quieres curar la artrosis, vas a tener que seguir una dieta que ayude a estabilizar tus sistemas de defensas al 100%.

Esto lo descubrí en el tratamiento natural que eliminó esta enfermedad de mi vida y te digo que me voló la cabeza descubrir esto.

Haz clic aquí o en el botón de abajo para mostrarte el tratamiento COMPLETO:

click-300x75

Remedios caseros para la artrosis

A continuación voy a enunciar 3 remedios contra la artrosis que puedes preparar fácilmente en tu casa.

Baños matinales

Baños matinales para la artrosis

Puede parecer sorprendente en un primer momento, pero te aseguro que un simple baño de agua caliente a primera hora de la mañana puede resultarte de gran utilidad para combatir los síntomas asociados a la enfermedad que padeces.

Esto se debe, fundamentalmente, a que el agua a elevada temperatura tiene la capacidad de mejorar la circulación sanguínea, disminuir el nivel de estrés y reducir la rigidez que seguro experimentas en tus articulaciones afectadas.

Si dispones de una bañera, mejor. Llénala hasta la mitad con agua caliente.

Y si es posible, añade una taza de sal de magnesio o, en su defecto, de sal marina ya que ambos elementos también pueden ayudarte a reducir el dolor.

Después, métete dentro durante 10 ó 15 minutos y trata de relajarte. Cuando salgas te aseguro que te sentirás mucho mejor.

Masaje con eucalipto

Masaje con eucalipto para la artrosis

La inflamación es uno de los síntomas más problemáticos de la artrosis ya que suele ir acompañada de un incremento en la intensidad del dolor y, a nivel interno, de un desgaste más rápido del cartílago.

En este sentido, un simple masaje llevado a cabo con tus propias manos con plantas que, como el eucalipto, sean capaces de aportarte frescura, es ideal para desinflamar.

Asimismo, el romero o el aceite de almendras pueden cumplir la misma función como remedios caseros.

Prepara una gasa o una toalla humedecida con agua fría y pon sobre ella unas cuantas hojas de eucalipto trituradas.

Después, colócalo todo sobre la articulación afectada y, usando tus propias manos, procede a realizar un suave masaje. En cuestión de minutos empezarás a notar los efectos.

Hielo

Hielo para la artrosis

El hielo es utilizado para aliviar todo tipo de inflamaciones y, como no podía ser de otro modo, también es muy efectivo en el caso de la artrosis.

Sin embargo, has de tener en cuenta una serie de recomendaciones adicionales para que, al aplicarlo, no empeores tus síntomas.

En primer lugar, nunca debes aplicar el hielo directamente sobre la piel, sino envuelto en un paño o una toalla que deje pasar el frío.

Por su parte, tampoco añadas plantas ni pomadas de efecto frío adicionalmente ya que correrás un gran riesgo de sufrir quemaduras. Por ejemplo, jamás debes ponerte hielo sobre eucalipto.

Sábila para la artrosis

Sábila para la artrosis

La sábila es otro de los remedios naturales para combatir la artrosis o la artritis y mejorar la salud de tus articulaciones. Es una de las plantas medicinales más fantásticas que nos brinda la naturaleza.

Hoy en día se le atribuyen decenas de propiedades y es aplicada en cientos de afecciones médicas. ¡Toda una maravilla de la naturaleza!

La sábila es excelente en los tratamientos para contrarrestar y revertir los efectos de la artrosis.

Su alta concentración de antraquinonas hace que este maravilloso producto aporte múltiples propiedades entre las cuales destaca como antibiótico, antiinflamatorio y analgésico.

La sábila la puedes usar de muchas maneras, sin embargo, te voy a presentar 4 remedios con sábila formulados especialmente para ayudarte a curar la artrosis de forma natural.

Preparar un jarabe de sábila, miel y limón contra la artrosis

La sábila cuenta con muchos ingredientes activos que son antioxidantes, además, tiene la capacidad de depurar el cuerpo de toxinas y metales pesados.

La miel y el limón son dos propiedades beneficiosas para los pacientes con artrosis, ya sea de rodilla, manos o cualquier otra articulación donde puedas aplicarte lo que voy a mencionar.

Por tal motivo, preparar un jarabe natural es la opción más acertada para contrarrestar los síntomas de la artrosis y curar tus articulaciones.

Al combinar sábila con miel y limón crearás un jarabe antioxidante, antiinflamatorio y antibiótico que te ayudará a aliviar tus dolencias en la articulación afectada por la artrosis.

Para preparar este jarabe debes pelar la sábila y dejarla reposar para que bote una sustancia amarillenta que es un ingrediente laxante.

Luego debes licuar los cristales de sábila con la miel y agregarle el zumo de dos limones mientras se licua.

Toma dos cucharadas por la mañana y dos por la tarde para obtener buenos resultados.

Loción de sábila, miel y canela

La sábila posee una sustancia celulósica llamada lignina, la cual tiene la propiedad de conducir otros principios activos a través de la piel.

Esto hace que la sábila sea perfecta para preparar cualquier loción, crema y emplasto; ya que la sábila permitirá que la piel absorba al máximo cualquier ingrediente activo presente en una fórmula.

La loción de sábila, miel y canela favorece la desinflamación de la articulación afectada por la artrosis (por ejemplo: la rodilla) como también activa la circulación y ayuda a aliviar el dolor articular de la parte afectada.

Para elaborar esta loción debes preparar los cristales de sábila, licuar con la miel y luego añadir la canela en polvo.

Frota y realiza masajes circulares con esta loción dos veces al día y verás resultados positivos en poco tiempo en tus articulaciones.

Emplasto de sábila, miel y arcilla

El emplasto de sábila, miel y arcilla relaja la zona afectada, alivia el dolor por artrosis y mejora la movilidad de la articulación.

Para elaborar este emplasto debes preparar los cristales de sábila, licuar con la miel y luego añadir arcilla hasta que obtengas la consistencia adecuada.

Aplica el emplasto cuando los desees. ¡Sentirás un alivio inmediato!

Emplasto de sábila, cola de caballo y arcilla

La combinación de estos ingredientes proporciona un efecto antiinflamatorio, analgésico y relajante.

Además, la cola de caballo brinda una excelente función en el proceso desinflamatorio ya que posee propiedades diuréticas.

Para preparar este emplasto elabora una infusión concentrada con la planta cola de caballo colocando una cantidad generosa de la planta en un recipiente con agua caliente.

Deja reposar por 10 minutos y licua con los cristales de sábila.

Luego añade la arcilla hasta que obtengas la consistencia adecuada. Aplica el emplasto por la mañana y por la tarde. ¡Verás resultados rápidamente en la articulación afectada por la artrosis!

Estos fueron algunos remedios contra la artrosis de origen natural y que puedes preparar fácilmente en tu casa.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Los comentarios están cerrados.