¿Son Buenos los Baños de Sal para Artrosis?

¿Son Buenos los Baños de Sal para Artrosis?En este artículo te quiero mostrar si son buenos los baños de sal para la artrosis.

Si estás buscando una forma de aliviar los dolores de artrosis de manera natural, los baños con sales pueden convertirse en grandes aliados para ti por sus múltiples beneficios ante procesos rehumáticos.

La artrosis afecta a las articulaciones de todo el cuerpo provocando gran dolor y, en muchas ocasiones, llegando a incapacitar a quienes se ven afectados por esta dolencia.

La inflamación, el desgaste articular y las molestias derivadas de la artrosis se pueden aliviar gracias al tratamiento con sales sin necesidad de ingerir medicamentos formulados químicamente.

La sal cuenta con numerosas propiedades curativas que pueden ser muy eficaces en el tratamiento contra distintas dolencias como aquellas que afectan a la piel.

Además, desde hace siglos, los baños con sales se utilizan para calmar los dolores articulares provocados por distintos procesos rehumatoides.

Para beneficiarte de estas propiedades curativas solo tienes que hacer baños en el mar de forma regular y conseguirás sumar a la acción de las sales las ventajas que ofrece la playa para la salud general, el ánimo y el mantenimiento del peso adecuado.

Esto puede ser así si aprovechas tu estancia en la playa para nadar y caminar por la arena favoreciendo por un lado el fortalecimiento de los músculos que sostienen tus articulaciones.

Y por otro, el aumento del riego sanguíneo mejorando definitivamente la correcta oxigenación de las articulaciones.

Es posible que no puedas acceder a la playa de forma regular por falta de tiempo o por lejanía geográfica.

En este caso puedes beneficiarte de las sales naturales si decides iniciar el procedimiento en casa.

Para llevar a cabo los baños de sal en casa debes conseguir un barreño en el que puedas introducir totalmente la zona afectada manteniendo una postura cómoda que te permita relajarte durante unos minutos.

Llena el barreño de agua caliente y añade medio kilo de sal por cada 5 litros aproximadamente.

Es recomendable que calientes el agua lo máximo posible sin llegar a dañar la piel, de este modo favoreces que la acción de la sal penetre con mayor facilidad.

Y al mismo tiempo garantizas que la solución se mantenga caliente por más tiempo consiguiendo una buena temperatura durante los 20 minutos aproximados que debe durar cada baño de sal.

Si la articulación afectada por artrosis es la rodilla o la zona cervical, por ejemplo, no encontrarás un barreño en el que introducir esa zona de una forma cómoda salvo en una bañera.

Sin embargo, llenar cada día la bañera de agua y sal es un procedimiento tan costoso como poco sostenible y totalmente innecesario.

En estos casos puedes realizar tu tratamiento con sal para la artrosis usando compresas caliente.

Calienta un poco de agua añadiendo sal en la proporción antes indicada y humedece con ella un paño del tamaño adecuado para cubrir la zona dolorida.

Deposita el paño húmedo hasta tapar por completo la articulación afectada por artrosis y vuelve a humedecer tantas veces como sean necesarias para mantener el calor y la humedad en la zona los 20 minutos de la sesión.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Los comentarios están cerrados.