Tratamientos Alternativos para la Artritis Reumatoidea

Tratamientos Alternativos para la Artritis ReumatoideaEn este artículo te quiero mostrar algunos tratamientos alternativos para la artritis reumatoidea, para que puedas dejar de depender de los medicamentos de una vez por todas. Estos consejos son los mismos que descubrí en el método natural que utilicé para curar mi artritis para siempre, y te los voy a revelar ahora mismo.

Cuando me enteré que tenía artritis, el médico me recetó medicamentos para tomar, los cuales no eran muy eficaces para la enfermedad. Tampoco me sirvieron los tratamientos que me recomendó el médico. Lo único que me funcionó para librarme de la artritis es un tratamiento alternativo y natural.

En este tratamiento alternativo para la artritis reumatoidea, uno de los remedios caseros más efectivos es el jengibre. Lo que hacía era aplicarme compresas de jengibre en las zonas donde sentía dolores, y después de un tiempo los síntomas disminuían.

¿Por qué sirve el jengibre y cómo usarlo para la artritis? El jengibre sirve para la artritis porque es un antiinflamatorio natural. Y la forma de usarlo es la siguiente: debes hervir la raíz del jengibre, después deberás mojar una tela en la infusión, y deberás aplicártela en las partes afectadas por la artritis, como las muñecas. La tela debes dejarla sobre esas zonas durante 30 minutos o más.

Las cerezas son muy buenas para la artritis reumatoidea. Las cerezas contienen una sustancia que ayuda a desinflamar las articulaciones, y por esa razón te recomiendo que las consumas a diario. Lo que puedes hacer es prepararte un jugo de cereza todos los días para darle a tu cuerpo una buena dosis de esa sustancia antiinflamatoria que contiene esta rica fruta.

Hay dos hierbas que consumimos seguido y que son buenas para la artritis reumatoidea: el ajo y la cebolla. La cebolla y el ajo tienen propiedades antiinflamatorias, y además contienen muchos antioxidantes, los cuales son buenos para reforzar el sistema inmunológico. Este sistema es importante fortalecerlo para sanar las articulaciones y regenerar las células dañadas.

Pero hay un problema con la forma en que consumimos siempre estas hierbas. Por lo general, las comemos cocidas, pero al cocinarlas se pierden sus propiedades medicinales. Por esa razón, es importante comerlas crudas. Una buena forma de comerlas crudas es en una ensalada con otras verduras.

La alfalfa es una de las plantas para curar la artritis reumatoidea. La raíz de la alfalfa llega hasta varios metros debajo del suelo, con lo cual se nutre de muchos minerales y vitaminas. Las vitaminas más importantes de la alfalfa es la vitamina A y E. Estas dos vitaminas son importantes para combatir la artritis reumatoidea. La vitamina A ayuda a mejorar las articulaciones, y la vitamina E es muy poderosa reforzando el sistema inmune. Mi consejo es que tomes un té de alfalfa más seguido.

Si bien estos tratamientos alternativos te ayudarán a combatir la artritis reumatoidea, es solo el 5% de lo que debes hacer para curarte. Por esa razón, haz clic aquí para mostrarte el tratamiento COMPLETO y natural que seguí para curar mi artritis para siempre.

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Julio

Los comentarios están cerrados.