Vitaminas para Combatir la Artrosis: Vitamina A y B

Vitaminas para Combatir la Artrosis: Vitamina A y BEn este artículo voy a hablar sobre dos vitaminas para combatir la artrosis: la vitamina A y B.

Es cierto que curar los problemas que causa la artrosis no es sencillo.

Sin embargo, tampoco es imposible librarse de esta problemática enfermedad y recuperar una calidad de vida que puede que pienses que has perdido para siempre.

Para ello existen alimentos y sustancias presentes de forma natural en algunos productos que son vitales.

Dos buenos ejemplos son los de la vitamina A y B, dos compuestos que tu organismo necesita para que la salud de tu sistema óseo sea perfecta.

Aquí quiero hablarte de ambas, de sus propiedades y efectos y, por supuesto, de aquellos alimentos en los que se encuentran de forma natural.

Comenzaré por la vitamina A.

Esta sustancia es conocida también como retinol y tiene unos efectos más que interesantes en la salud de tus huesos y cartílagos.

Por ejemplo, deberías saber que un consumo estable de vitamina A es una buena forma de conseguir que tu cuerpo tenga las herramientas necesarias para combatir la artrosis de forma natural.

Esto es así porque la vitamina A fomenta el aumento de la masa ósea de los mismos.

No olvides nunca que la artrosis es una enfermedad degenerativa que va disminuyendo la solidez y consistencia de tus articulaciones y de los huesos que forman parte de ellas…

… por lo que consumir una sustancia capaz de recuperar la pérdida de materia ósea es esencial para tu día a día.

Ahora bien, no todas las fuentes de vitamina A son aconsejables para combatir los casos de artrosis.

Se ha demostrado que si se abusa de las fuentes animales de esta sustancia, huevos y lácteos principalmente, se aumenta el riesgo de padecer fracturas de todo tipo.

Por lo que hay que encontrar una alternativa que te ofrezca un considerable aporte de vitamina A sin aumentar los problemas que ya tienes.

Para ello te recomiendo un consumo elevado de alimentos como las zanahorias, los melones o las espinacas.

Y de forma más general, de todas aquellas frutas y verduras que posean colores intensos, una pista que te hará descubrir dónde se esconde la vitamina A que necesitas.

Por su parte, el grupo B está formado por distintas sustancias de las que prácticamente todas son útiles para mejorar la salud de tus huesos, por lo que conviene detenerse a conocerlas de cerca.

La vitamina B1 y la B2 son necesarias para mantener la solidez de los huesos e impedir que el avance de la artrosis sea más rápido.

Por su parte, la B3 y la B6 intervienen en el estado de los músculos, por lo que se recomienda su consumo para que las articulaciones afectadas por la artrosis resistan la degeneración provocada por esta dolencia.

Estas son las principales vitaminas del grupo B que tienes que tener en cuenta a la hora de crear tu dieta, aunque para ello te será de gran utilidad saber dónde se encuentran.

Garbanzos, brócoli, pescados azules o aguacates son alimentos ricos en todas estas sustancias, por lo que te aconsejo que los consumas sin ninguna duda.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*