Por Qué la Leche de Avena es Buena para la Artritis

Por Qué la Leche de Avena es Buena para la ArtritisEn este artículo te voy a mostrar por qué deberías consumir leche de avena si sufres de artritis u otra enfermedad parecida: como la artrosis.

La avena es un cereal que destaca especialmente por su riqueza en vitamina B12 y la avenina.

Ambos favorecen al sistema nervioso. Y la avenina es un eficaz calmante, lo cual es de gran ayuda cuando surge algún brote de artritis.

Además, la avena presenta un adecuado equilibrio nutricional, pues aporta proteínas, grasas saludables y carbohidratos.

Y lo que se debe lograr para combatir la artritis de forma natural es justamente eso:

Consumir alimentos que nos proporcionen nutrientes para atacar a la enfermedad desde el origen del problema y no solo las causas.

Con este cereal puedes obtener leche de avena: una de las más beneficiosas dentro de las leches de origen vegetal.

Como se trata de una leche muy rica en fibra, resulta un gran reconstituyente de la flora intestinal.

Y esta fibra es buena para la artritis porque te ayuda de esta forma a eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo, las cuales empeoran los síntomas de la enfermedad.

Su naturaleza la vuelve ideal para aquellas personas que sufren de trastornos digestivos, de intolerancia a la lactosa o de alergia a la leche de vaca (importante: no consumas esta última leche ya que la leche de vaca es mala para la artritis).

La presencia de avenina y de vitamina B12 hacen que la leche de avena sea una bebida ideal para las personas que padecen de insomnio, de ansiedad o de estrés: todos problemas que pueden aumentar los síntomas de la artritis.

Otra de sus ventajas radica en su capacidad para reducir notablemente el colesterol, el cual debes disminuir si sufres de esta enfermedad maligna.

La leche de avena es muy liviana y fácil de digerir, pues posee carbohidratos y aminoácidos esenciales que se asimilan muy fácilmente.

Además, como aporta grasas monoinsaturadas, verás que contarás con una cuota extra de energía al consumir esta leche.

Si te encuentras a dieta, la leche de avena es muy recomendable, pues contiene carbohidratos complejos de absorción lenta que ayudan a alcanzar una sensación de saciedad.

Cómo obtener leche de avena

Con granos de avena integral puedes obtener leche de avena de una forma muy sencilla: solo necesitas adicionarles aceite de oliva, sal marina y agua.

Se trata simplemente de cocer todos los ingredientes en una olla durante unos 15 minutos o poco más. Triturar el resultado. Y finalmente filtrarlo.

Si lo deseas, puedes endulzarla con azúcar orgánica.

A continuación, las proporciones:

– Agua: 1 litro
– Granos de avena: 30 gramos (también puedes utilizar 150 gramos de copos de avena)
– Aceite de oliva: 1 cucharada
– Sal marina: una pizca
– Azúcar orgánica: 50 gramos

De modo que ya sabes: la leche de avena es recomendable para personas con artritis por varias razones.

Pero esta leche no solucionará todos tus problemas con esta enfermedad. Yo tuve que seguir un tratamiento natural completo para erradicar para siempre este mal de mi vida.

Haz clic aquí para mostrarte en qué consiste el tratamiento completo y cómo ponerlo en práctica para eliminar la artritis para siempre.

Nos vemos allí 🙂

Julio

Share and Enjoy

  • Google Plus
  • Facebook
  • Twitter

Comments are closed.