Qué Puede ser Bueno para la Artritis Reumatoidea: Leche de Almendras y Semillas de Sésamo

Qué Puede ser Bueno para la Artritis Reumatoidea: Leche de Almendras y Semillas de SésamoEn este artículo te quiero mostrar cómo usar la leche de almendras y las semillas de sésamo para la artritis.

La artritis reumatoidea es un padecimiento más frecuente de lo que imaginas, afecta a muchas personas causando dolor y molestias constantes.

Por ello, como complemento a la medicina tradicional, las propiedades de algunos productos naturales son una excelente alternativa.

En este caso la leche de almendras y las semillas de sésamo son los mejores aliados a la hora de combatir este tipo de artritis.

Pero ¿cómo? Te explico un poco sobre sus increíbles propiedades y cómo pueden ayudarte.

Leche de vaca vs. Leche de almendras

Si padeces de artritis, ya debes saber y tu propio doctor seguramente te comentó que la leche de vaca es un alimento prácticamente prohibido para ti.

El cuerpo no asimila como se debe esta leche y es justamente en las articulaciones donde se acumula el calcio causando más dolor e inflamación.

Pero la leche de almendras, es un excelente sustituto ya que contiene antioxidantes y vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico junto con las articulaciones.

Los médicos recomiendan su consumo una vez al día, y si en lugar de comprarla la preparas en casa, la pasta que te queda luego de hacerla puedes utilizarla para incluirla en cualquier receta de cocina que tenga almendras, aumentando así la ingesta de este importante alimento.

Es un remedio doblemente práctico para curar la artritis reumatoide.

Semillas de sésamo, excelente fuente de cobre y magnesio

Esta enfermedad tiene un signo evidente y son los fuertes dolores que provoca en las articulaciones.

Pero internamente además de otros problemas, se caracteriza por los bajos niveles de estos dos minerales.

La buena noticia es que tanto el cobre como el magnesio se encuentran en las cantidades apropiadas dentro de las semillas de sésamo.

La medicina asiática –famosa por sus tratamientos naturales– ha recomendado las semillas de ajonjolí (sésamo) desde tiempos inmemoriales.

Además de contener también calcio, que no generará cálculos por mala digestión como ocurre con la leche de vaca, estas nobles semillas aportan ácidos grasos importantes para el fortalecimiento de tus huesos y articulaciones.

Aunque puedes ingerirla de distintas maneras, yo recomiendo estas dos alternativas:

1) Moler las semillas de sésamo en una licuadora o triturador de café para usarla como complemento alimenticio como toque final a cada comida. Las puedes agregar como si de sal se tratase y bastará con un puñado al día para satisfacer la dosis diaria.

2) Preparar “agua de sésamo”, es decir, agregarle agua a una cantidad específica de semillas y dejarlo reposar durante la noche. Luego, preferiblemente en ayunas, tomarse un vaso al día.

El cambio en la dieta para tratar la artritis

Si sufres de artritis reumatoidea, si tus articulaciones te duelen constantemente y deseas mejorar tu salud, te invito a alterar un poco tus hábitos alimenticios e incluir estas dos opciones en el menú.

Son sencillas de conseguir, su precio no es elevado, su sabor es delicioso y como si fuera poco, contribuirán con tu salud.

Los resultados, evidentemente, no serán inmediatos, pero en poco tiempo notarás la diferencia y te sentirás mucho mejor.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para tratar la artritis de forma completamente natural y sin medicamentos

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí artritis reumatoide.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a tratar tu artritis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Julio

Share and Enjoy

  • Google Plus
  • Facebook
  • Twitter

Comments are closed.