¿El Clima Influye en la Artritis?

¿El Clima Influye en la Artritis?La mayoría de las personas se preguntan cómo ser felices y positivos, pues esto es lo que en el fondo anhelan.

Sin embargo, cuando se trata de un paciente que padece de artritis, y que suele despertar sintiendo muchos dolores en todo su cuerpo, esto no resulta nada fácil.

Ahora bien, ¿qué hay con los cambios climáticos y este tipo de pacientes?

Mucho se ha dicho que a medida que cambie el clima, el paciente también se verá afectado.

En efecto, de acuerdo a un estudio publicado por “The Journal Rheumaology”, ciertamente factores como la humedad, suelen tener repercusión en las personas que padecen artritis, a diferencia de otros cambios climáticos.

Sin embargo, hay quienes aseguran que todo este tipo de información no cuenta con suficiente respaldo por parte de la comunidad científica.

Y este es el motivo por el cual diversos investigadores se han propuesto la tarea de examinar los antecedentes que existen respecto a este tema.

Muchos de estos investigadores, tras una exhaustiva investigación, han concluido que efectivamente, cuando la humedad alcanza niveles altos, los dolores en pacientes artríticos pueden sentirse mucho más grave.

¿Frío o calor?

En cuanto a las temperaturas más favorables para los pacientes con artritis el asunto no parece tan claro.

De acuerdo a lo que sostiene Wiebe Patbert, quien pertenece a la Universidad de Groningen, u Johannes Rasker:

Resulta comprensible que la mayoría de la gente asocie el frío con una elevada humedad y el calor con unos niveles inferiores. Sin embargo, muchos pacientes con artritis reumatoide se sienten bien en una época de frío“.

Dichos investigadores han expresado, luego de las revisiones que han realizado sobre diversos estudios, que:

Creemos que la relación de la artritis con el frío o el calor es únicamente consecuencia de la estrecha relación entre la temperatura y la humedad“.

Ellos, han llegado a esos resultados luego de examinar cuatros estudios que fueron realizados para tratar de dilucidar esta cuestión, los cuales se llevaron a cabo en sitios con clima húmedo, otro con clima seco, y uno en clima templado.

Estos estudios y sus posteriores revisiones han permitido afirmar que las temperaturas altas no resultan favorables para estos pacientes porque se da un incremento en la humedad absoluta.

No obstante, vale mencionar que los ambientes con calor son más ventajosos para este tipo de pacientes, ya que la ropa que utilizan es mucho menos pesada, así como la presencia de los aires acondicionados, que permiten que la humedad quede reducida y se sienta menos.

Esta humedad suele afectar a los pacientes artríticos a través de la evaporación por medio de la piel.

Aun cuando el paciente no sude, los poros se encuentran abiertos y el aire influye en las glándulas sudoríparas, las cuales hacen que dichos poros estén llenos de agua.

Por lo tanto, al momento de estar bajo un clima frío, la ropa que se utilice o el entorno, hace que por igual la humedad se mantenga alta.

A partir de estos postulados, los investigadores suelen mencionar que:

Las medidas para disminuir la humedad, como ropas ligeras, ventilación interior y estar en el exterior son recomendables para los pacientes con artritis reumatoide“.

En cambio, otros elementos relacionados con el clima, tal como las precipitaciones, el viento o el sol, no parecen tener ninguna incidencia en los pacientes con este tipo de padecimientos.

Estos hechos, es decir, el que las articulaciones de las personas que padecen artritis y artrosis, las hagan más perceptivas ante los cambios del clima, crea la necesidad de que se consideren una serie de precauciones a fin de disminuir la molestia y que se agraven los dolores.

Ya que lo deseable es que el nivel de inflamación se mantenga lo más reducido posible, y que las articulaciones reciban refuerzo a partir del apoyo que brinda la fisioterapia.

Existe una terapia que es muy conocida, y suele conocerse con el nombre de viscosuplementación, la cual se lleva a cabo de manera ambulatoria y es un proceso breve que se realiza en las articulaciones más grandes, tales como los codos, caderas, rodillas y hombres.

Esta terapia consiste en sustituir los componentes que causan la inflamación por ácido hialurónico para disminuir los dolores.

También, pueden adoptarse otras medidas como realizar actividades programadas y bajo la supervisión de los fisioterapeutas, ya que es importante determinar cuál es la resistencia y la capacidad que tiene cada paciente para realizar movimientos a nivel articular.

Además de esto, se recomiendan las duchas con agua tibia y luego cubrirse con un buen abrigo.

Es importante que, previamente al realizar un cambio de domicilio, o mudanza, los pacientes con artritis lo consulten con su médico, así como también se sugiere que realicen con antelación varias visitas, durante distintas épocas del año, a fin de conocer la manera en la cual se sienta.

Te ha gustado el contenido? Comparte!
 

Acerca de Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*