¿Cómo debes comer para combatir la artritis?

¿Cómo debes comer para combatir la artritis?Aunque no existe una cura para la artritis, existen alimentos como la gelatina o el aceite de bacalao que gracias a sus propiedades, ayudan a aliviarla.

Una buena nutrición puede tener un gran impacto y podría reducir los síntomas de los problemas en las articulaciones.

En éste artículo te daremos los mejores consejos en cuanto a nutrición, para que no solo combatas la artritis, sino que también contribuyas con tu salud en general. ¡Sigue leyendo!

Primero que todo…

Existen personas que intentan sacar provecho de las necesidades de la salud para promover “curas milagrosas”, sin ninguna base científica.

Por lo tanto, si quieres establecer una buena base para la salud de tus articulaciones, la mejor manera de comenzar es con las prácticas de nutrición que se recomiendan para la salud en general. Como por ejemplo:

Limitar el consumo de grasas

La grasa saturada, en particular, es una de las principales causas de enfermedades cardíacas, obesidad, algunos tipos de cáncer y hasta afecta las defensas del cuerpo contra las inflamaciones.

Aunque la inflamación sea un problema más de artritis reumática que de otra cosa, limitar el consumo de grasas resulta muy beneficioso.

No más de un 30% de las calorías totales y no más del 10% de su ingestión de grasas, es una práctica recomendable para la salud de tus articulaciones.

Así mismo, podría prevenir la obesidad, siendo esta la principal causa de osteoartritis en hombres y mujeres.

Consume carbohidratos complejos

Llevar una dieta baja en carbohidratos de Nutrición Sin Más te ayudará a atacar la artritis.

Sin embargo, las frutas, vegetales y granos enteros (carbos complejos) tienen un alto contenido de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Éstos pueden contribuir no solo con tu salud, sino también a combatir activamente los daños causados por los radicales libres (moléculas que pueden dañar las células).

Un mayor consumo de carbohidratos ha sido vinculado con un riesgo menor de osteoartritis. Así como los antioxidantes pueden proteger las articulaciones vulnerables, como las muñecas.

Limita tu consumo de proteínas

Tu cuerpo solo necesita que un 15% de las calorías provenga de las proteínas.

Las proteínas, normalmente se obtienen de la carne y otros productos animales que contienen grasa. Por lo tanto, es asociada con la inflamación del cuerpo y el aumento de peso.

El exceso de peso causa una gran presión destructora en tus articulaciones. Ahí radica la importancia de mantener un buen peso para combatir la artritis.

Las proteínas además son ricas en purina, la sustancia que puede causar ataques en los pacientes de gota (enfermedad de las articulaciones).

Las personas que sufren de gota tienen dificultad para eliminar el ácido úrico o al contrario, lo producen en exceso. Por lo que la carne y algunos pescados no son recomendables.

Bebe mucha agua

El agua ayudará a tu cuerpo a eliminar sustancias que podrían contribuir con la inflamación.

Por otra parte, el consumo excesivo de alcohol provoca un aumento de peso, eleva la presión arterial y las enfermedades hepáticas, influyendo en el empeoramiento de la artritis.

Consume los aceites adecuados

Ciertas grasas, como las saturadas, podrían contribuir al componente inflamatorio de la artritis.

Además, los ácidos grasos omega 6 también han demostrado contribuir potencialmente a la inflamación de las articulaciones.

Por lo tanto, se recomienda sustituir las grasas saturadas por las monoinsaturadas (aceites de canola u oliva, maní, aguacates) o los ácidos grasos omega 6 por los saludables omega 3 (sardinas, aceite de linaza, salmón, pez espada).

Opta por una dieta vegetariana

Los principios de las dietas vegetarianas podrían resultar beneficiosos para la salud de tus articulaciones.

Por ejemplo, en una dieta vegetariana lo que más se consume son frutas y vegetales.

Por lo tanto, aumentará tu consumo de antioxidantes y vitaminas, ayudando así a combatir la artritis.

Consume vitaminas

Uno de los componentes de algunas formas de artritis es la inflamación de la articulación, causada por sustancias químicas oxidantes (radicales libres).

Por esta razón, es recomendable estar seguro de consumir una dieta rica en frutas y vegetales que contengan antioxidantes y reforzar las vitaminas que no consumas en la cantidad suficiente. Como por ejemplo:

-La vitamina C: las personas que consumen vitamina C adicional, sea en forma de suplemento o mediante una dieta rica en frutas cítricas, corren mucho menos riesgo de desarrollar inflamación en las articulaciones y osteoartritis.

Esto es debido a la función antioxidante de la vitamina C y el papel que juega en la producción de colágeno, un importante componente del cartílago.

Algunas fuentes alimenticias de vitamina C son: el brócoli, las frutas ítricas, fresas, y pimientos rojos.

-Vitaminas A y D y betacaroteno: la vitamina A y su precursor, el betacaroteno, combaten el daño causado por los radicales libres.

Por otra parte, las vitaminas A y D desempeñan un papel importante en el desarrollo de huesos fuertes.

Puedes encontrarlas en alimentos como: zanahorias, col, calabaza, espinacas, batatas, camotes y en pescados como caballa y el hipogloso.

-Vitamina E: la vitamina E es un fuerte antioxidante que protege las membranas celulares y los componentes celulares del daño oxidante.

El germen de trigo, la margarina, las nueces y otros aceites, son fuentes de vitamina E por excelencia.

Otro extra

Aunque no lo creas, la gelatina tiene un alto contenido de aminoácidos, prolina y glicina, que son esenciales para crear y reparar los cartílagos de las articulaciones.

Debido a que los cartílagos reciben muy poca irrigación sanguínea, a menudo es difícil que estos aminoácidos lleguen hasta ellos para poder repararlos.

Según estudios se puede aumentar la cantidad de prolina y glicina en el torrente sanguíneo para ayudar a estas sustancias a llegar hasta el cartílago y mantenerlo saludable.

Las personas que solo recibieron suplementos sin ingredientes activos, tuvieron mayor dolor y rigidez en sus movimientos, que aquellas que consumieron gelatina. Éstas sintieron menos dolores y mejoraron su salud.

Puedes comenzar a combatir la artritis hoy mismo, pídele a tu médico que cree para ti un tratamiento completo y apropiado para tu tipo de artritis. Éste podría incluir terapias, medicamentos, protección de las articulaciones y/o cirugía.

Obtener un diagnóstico temprano y certero podría ayudarte enormemente a combatir la artritis. ¡No pierdas más tiempo!

Acerca de Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.