Cómo Preparar Cataplasmas para Artrosis de Cadera

Cómo Preparar Cataplasmas para Artrosis de CaderaEn este artículo te muestro cómo preparar cataplasmas para la artrosis de cadera y para combatir los dolores.

La artrosis provoca dolor e inflamación en tus articulaciones haciendo que tu vida sea algo más complicada y mucho más incómoda.

Para tratar este problema de forma natural existen muchos métodos que incluyen el control de la alimentación y la práctica de ejercicios suaves indicados para el fortalecimiento de los músculos.

Además, este tratamiento se puede completar con otros de uso tópico que incluyen baños de sal o la aplicación de plantas y otros remedios naturales que aportan grandes beneficios a las articulaciones afectadas.

Cuando el dolor y los síntomas de artrosis se concentran en las manos o los pies es muy sencillo hacer baños en un barreño con los productos que mejor te sienten, sin embargo, hay otras ocasiones en las cuales la dolencia se encuentra en una zona de más difícil acceso como la cadera.

Si este es tu caso y quieres tratar la artrosis de cadera con remedios tópicos de acción efectiva para combatir el dolor y la inflamación puedes beneficiarte del uso de cataplasmas que permiten la absorción de los agentes activos de los productos aplicados mientras te relajas.

La sal es uno de estos productos que te ayudan a mejorar los síntomas de tu artrosis de cadera.

Calienta agua y añade varias cucharadas soperas de sal.

La proporción más adecuada es de medio kilo de sal por 5 litros de agua.

Procura que la solución este muy caliente sin llegar a quemar la piel y humedece en ella un paño para aplicarlo directamente en la zona dolorida durante unos 20 minutos.

No dudes en volver a humedecer el paño todas las veces que sean necesarias para mantenerlo caliente.

La compresa anterior es la solución más conocida y tradicional pero existen otros tipos de cataplasmas que también tienen un excelente efecto en la reducción de los síntomas y que puede aplicar con total facilidad en la zona de la cadera.

Con un poco de aloe vera y un algo de barro rojo puedes realizar una mezcla muy efectiva para aplicar en la zona dolorida.

Pela la penca de aloe quitando toda la piel y dejando únicamente el gel transparente interior, lava el gel con agua corriente e introdúcelo en un vaso de batidora.

Cuando hayas batido bien el gel puedes añadir una taza pequeña de barro rojo y mezclar hasta que quede una pasta homogénea.

Con esta receta puedes crear una cataplasma que te aplicarás cada día durante unos 20 o 30 minutos.

Procura relajarte durante ese tiempo para potenciar el efecto de los ingredientes sobre tu articulación.

Si así lo deseas puedes añadir una cucharada de aceite de oliva a la mezcla para aportar hidratación y elasticidad a tu piel al mismo tiempo que disfrutas de las ventajas de la cataplasma.

Tanto el aole vera como el barro y la sal son elementos totalmente naturales que no tienen efectos secundarios sobre tu organismo y, sin embargo, sí que aportan grandes beneficios para la lucha contra la artrosis, la inflamación provocada por la misma y los dolores derivados de la enfermedad.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana