Cómo Se Cura la Artrosis Cervical con Jugos Vegetales

Cómo Se Cura la Artrosis Cervical con Jugos VegetalesEn el siguiente artículo te muestro cómo se cura la artrosis cervical con jugos vegetales.

La artrosis cervical es un problema de salud de carácter degenerativo que se basa en el deterioro de los cartílagos de la zona del cuello.

Cuando estos se encuentran bastante dañados, tienen lugar episodios de intenso dolor, de inflamación y de rigidez que suponen una verdadera pesadilla para el que los padece.

Sin embargo, a partir de ingredientes que nos brinda la naturaleza, es posible ponerle remedio.

Este artículo lo voy a dedicar a explicarte cómo preparar una serie de jugos vegetales totalmente naturales que, sin lugar a dudas, te ayudarán a mejorar de tu dolencia, a reducir los síntomas que padeces y, finalmente, a erradicar la enfermedad de tu cuerpo.

Presta mucha atención.

Jugo de zanahoria para la artrosis cervical

La zanahoria es una de las verduras con mejores propiedades para el tratamiento de la artrosis cervical.

De hecho, contiene una gran variedad de enzimas que se encargan de regenerar el tejido óseo circundante a los cartílagos que, como consecuencia de la enfermedad, también suele deteriorarse y generar molestias.

Por su parte, gracias a sus grandes cantidades de betacaroteno y, consecuentemente, de vitamina A, se encarga eficazmente de reforzar el sistema inmune para que este pueda hacer frente a los radicales libres que dañan los tejidos.

Para disfrutar de los beneficios del jugo de zanahoria solo tienes que tomar dos o tres piezas grandes, lavarlas, pelarlas y cortarlas en trozos pequeños, mezclarlo todo con medio vaso de agua y pasarlo por la licuadora.

Después, estará listo para beber.

Jugo de papaya para la artrosis cervical

Por su parte, un jugo vegetal que te vendrá muy bien para calmar los episodios de inflamación que padeces es aquel que se prepara a partir de papaya.

Esto se debe, fundamentalmente, a que sus grandes cantidades de vitamina B favorecen una mejor circulación sanguínea.

Pero, además, también tiene carácter diurético, lo que ayuda a eliminar toxinas e impurezas que están directamente relacionadas con el dolor.

Jugo de apio para la artrosis cervical

Lo mismo sucede con el jugo de apio.

Este vegetal, debido a su carácter diurético y antioxidante, es fenomenal para el tratamiento de la artrosis y, por ello, no debes tener ningún miedo a tomarlo prácticamente a diario.

Solo tienes que seleccionar uno de buen tamaño, cortarlo en trozos pequeños y licuarlo junto a medio vaso de agua.

Si no te agrada su sabor, añade una cucharada de miel.

Jugo de ajo y naranja para la artrosis cervical

El último jugo del que te voy a hablar se elabora a partir de ajo y naranja.

Por un lado, el ajo es conocido por sus magníficas propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que es ideal para paliar los principales síntomas de la artrosis cervical.

Por su parte, la naranja contiene un gran volumen de vitamina C, un componente del que se nutre el sistema inmune para reforzarse y atacar con mayor vigorosidad a los agentes externos e internos que ocasionan los episodios de malestar relacionados con esta enfermedad.

Estos jugos son muy apetecibles para el paladar y, además, resultan extremadamente efectivos frente a la artrosis cervical.

Por ello, mi consejo es que los alternes y los tomes a diario como parte imprescindible de tu dieta.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana