Cómo se Trata la Artrosis con una Dieta Libre de Lácteos

Cómo se Trata la Artrosis con una Dieta Libre de LácteosEn este articulo te muestro cómo se trata la artrosis con una dieta libre de lácteos.

Si padeces artrosis, esa enfermedad que desgasta los cartílagos de tus articulaciones y que puede llegar a provocarte episodios de intenso dolor, hinchazón y deformación osea, has de seguir una dieta restrictiva respecto a algunos alimentos.

Sin duda, los lácteos deben desaparecer por completo de ella, algo que seguro que has escuchado en alguna ocasión.

Pero, ¿por qué? Voy a explicártelo a continuación y te comentaré cómo debe ser tu dieta para sanar tu problema.

El exceso de acidez en el organismo, causa del empeoramiento de la artrosis.

Seguro que, en más de una ocasión, has escuchado que nuestro organismo funciona a la perfección en un estado de pH neutro (5,5).

De hecho, la mayoría de geles de ducha se fabrican con ese nivel de pH para proteger la piel.

Pues lo mismo sucede con nuestros órganos.

Y es que, cuando consumimos determinados alimentos como son los derivados lácteos, este tiende a incrementar su pH de acidez.

Esto se produce, fundamentalmente, por la elevada cantidad de proteínas de origen animal y por las sustancias que van asociadas a ellas que contiene la leche, las cuales propician el incremento de la acidez.

Además, son muy nocivas, conteniendo en muchos casos radicales libres y oxidantes que deterioran los cartílagos de las articulaciones, lo que produce el empeoramiento de la enfermedad.

Por lo tanto, debo decirte que, si padeces artrosis y quieres acabar con el problema de una vez por todas, los lácteos, salvo el requesón, deben quedar totalmente fuera de tu dieta.

De hecho, deberías restringir al máximo el consumo de pescados, carnes, huevos y legumbres.

Los alimentos fritos y precocinados, el azúcar blanco y las bebidas alcohólicas también deben quedar fuera de tu alimentación diaria.

Dieta libre de lácteos para mejorar tu problema de artrosis

Una vez que he dejado claro por qué los lácteos no deben formar parte de tu dieta, llega el momento de comentarte con qué alimentos puedes sustituirlos y en cuáles tienes que hacer hincapié.

En este sentido, los ricos en sodio, tales como el perejil, los higos y las nueces, te vendrán muy bien, al igual que sucede con aquellos que, como la zanahoria y el alga espirulina, son ricos en vitamina A, uno de los mejores agentes reparadores de tejidos que se conocen.

Para disminuir la sensación de dolor, los alimentos ricos en lecitina como el cartílago de tiburón te serán de gran ayuda.

Asimismo, para combatir el resto de síntomas, los productos ricos en vitaminas A, C, D, E y K o, en su defecto, las pastillas naturales elaboradas a partir de extracto de ellas deben formar parte de tu alimentación diaria.

Tampoco olvides tomar buenas raciones diarias de colágeno, magnesio y ácido hialurónico.

Por último, solo me queda hacer hincapié en el apartado de las infusiones.

Y es que, por un lado, la mayoría de ellas posee carácter diurético, lo que te ayudará a eliminar las sustancias nocivas que generan acidez en tu organismo y, por otro, suelen tener carácter analgésico.

Es el caso de la manzanilla, el anís y la mejorana.

También puedes usarlas como cataplasmas sobre las articulaciones para aliviarte en momentos de dolor intenso.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana