Cómo Tratar la Artrosis Cervical por Medio de Ejercicios

Cómo Tratar la Artrosis Cervical por Medio de EjerciciosEn este artículo te muestro cómo tratar la artrosis cervical por medio de ejercicios.

El ejercicio físico es básico para la salud y el bienestar de todas las personas.

Sin embargo, para aquellos que padecen artrosis cervical, es especialmente importante.

Y es que, gracias a él, consiguen mejorar de su problema y llevar a cabo una vida totalmente normal.

La importancia del ejercicio físico para este tipo de personas llega hasta tal punto que, incluso, se pueden diseñar tratamientos específicos basados en ellos que ayudan a tratar efectivamente la artrosis cervical.

Por ello, voy a explicarte a continuación algunos de los más importantes para que los pongas en práctica durante tu vida diaria.

Recomendaciones para la realización de ejercicios para la artrosis cervical.

Sin embargo, antes de entrar en materia, me gustaría decirte que debes tener cuidado a la hora de realizar estos ejercicios puesto que los movimientos bruscos pueden hacerte daño.

En este sentido, asegúrate de realizarlos todos con calma y sin forzar, así como detenerte en cuanto empieces a sentir dolor.

Además, debes efectuar algunos calentamientos previos que preparen la zona para el trabajo posterior.

Ejercicio para mejorar de la artrosis cervical

El primer ejercicio que te recomiendo consiste en la realización de giros laterales.

Siéntate en una silla y gira la cabeza suavemente de derecha a izquierda.

Cuando llegues al extremo máximo en el que todavía no sientes dolor, mantén la postura durante unos 5 segundos antes de volver a la posición inicial. Con 5 series de 5 repeticiones es suficiente.

El siguiente en esta rutina de ejercicios es la flexión lateral. En la misma posición que te describí antes, inclina la cabeza ligeramente hacia un lado, del mismo modo en que lo harías si quisieras tocar tu hombro con tu oreja.

Haz el mismo número de repeticiones y series que en el caso anterior, recordando siempre no superar el umbral del dolor.

Una vez concluido el anterior, llega el momento de hacer un ejercicio flexo-extensor que consistirá, fundamentalmente, en inclinar la cabeza hacia atrás y hacia adelante, es decir, como si quisieras mirar el techo y el suelo, respectivamente.

Respecto a este último, si puedes, trata de tocar tu pecho con la barbilla pues así sabrás que lo estás haciendo perfectamente.

Ahora llega el momento de entrenar la zona de los hombros, la cual es vital para las personas con artrosis cervical.

Sentado, sube los dos hombros al unísono todo lo que puedas sin sentir dolor y, una vez arriba, mantenlos en la posición durante 5 segundos. Después, haz lo mismo hacia abajo.

Por último, esta sesión de ejercicios debe acabar con el conocido como mariposa, el cual consiste en tumbarse en el suelo con las manos colocadas en la nunca.

Cuando estés en esa postura, deja caer los brazos hacia los laterales hasta tocar la cama con los codos.

Te aseguro que, por un lado, estos ejercicios te ayudarán a mejorar el tono de la musculatura de la zona cervical, lo que paliará los síntomas de la artrosis que padeces.

Pero, además, te inducirán a un estado de relajación óptimo en el que te sentirás francamente bien.

Haz esta rutina a diario y te aseguro que mejorarás rápidamente.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana