¿El frío afecta la artrosis? Cómo revertir el efecto de forma natural

¿El frío afecta la artrosis? Cómo revertir el efecto de forma naturalEn el siguiente artículo te muestro si el frío afecta la artrosis y cómo revertir el efecto de forma natural.

Con frecuencia, la cercanía de una temporada de invierno o de bajas temperaturas puede preocuparte más de lo normal sobre todo si padeces de artrosis.

Pero aunque el frío es entendido como sinónimo de más del dolor y tensión de las articulaciones, ¿es realmente el clima gélido lo que afecta tu artrosis? Si es así, qué puedes hacer.

Sigue leyendo y te daré algunos consejos útiles.

Para que lo tengas claro: el frío o cualquier condición climática no causa o empeora tu artrosis, pero sí influye mucho en el dolor y tensión de tus articulaciones.

Eso está demostrado por los últimos estudios científicos sobre la materia.

Para revertir ese efecto molesto te traigo algunas recomendaciones.

Usa ropa abrigada

Parece simple y lógico, pero mucho se les olvida hacerlo e incluso no se abrigan bien.

Usa chaqueta, suetéres y ropa preferiblemente de lana.

Si tienes que permanecer en la calle por largo tiempo, procura cubrirte el cuello y la cabeza, ambos son receptores naturales del frío en todo el cuerpo.

Mantén caliente tu cuerpo

Es ideal si quieres disminuir el frío en tus articulaciones.

Una tasa de chocolate o té caliente ayuda mucho a mantener tu calor corporal.

Toma miel espesa: su alto contenido calórico te mantiene a una buena temperatura y con mayor fortaleza para combatir el frío.

Haz ejercicio

Hacer alguna actividad física siempre es una buena opción, siempre que no sea palear la nieve o cualquier acción que implique exposición directa a la nieve o a los vientos gélidos.

Es más conveniente que te ejercites en lugares cerrados con entrenamiento suave y moderado, no más de 10 o 15 minutos por series.

Recuerda: haga frío o no, al hace ejercicios tu sistema cardiovascular genera calor en el organismo y además reduce el sedentarismo, un hábito que propicia la rigidez articular y la atrofia muscular.

Combate el frío con calor

Si por momentos el frío te envolvió y sientes molestia en alguna zona de tu cuerpo, alivia el dolor con bolsas de agua caliente, mantas eléctricas o almohadas de calefacción.

Buena alimentación

Comer alimentos adecuados pueden ayudarte a revertir el frío, sobre todo por el aporte calórico de algunos platos.

Elige una dieta alta en carbohidratos (trigo, maíz, frutas y arroz) y lípidos (charcutería, nata fresca, mantequilla, carnes grasas, queso graso y charcutería).

Aunque en épocas de frío no se acostumbra a consumir mucha agua, te recomiendo que lo hagas: dos litros por día mantiene tu cuerpo hidratado y ayuda a que el líquido de tus articulaciones se mantengan en una medida justa.

Evitar la ingesta de alcohol

Se acostumbra beber licor en temporadas frías, el vino y el ron destilado son los más buscados para celebrar y compartir en familia.

Sin embargo, el alcohol aumenta el ácido úrico en tus articulaciones, lo cual causa mucho dolor, inflamación y enrojecimiento de la columna, cadera y rodillas.

Precaución al cargar peso

En épocas gélidas lo mejor es que no levantes peso.

El frío suele entumecer los músculos y combinado con el sedentarismo puede provocar dolor articular.

Pero si debes hacerlo que sea balanceado y sin apuros, no lo lleves todo de una sola vez.

Es mejor hacer varios viajes.

Descansa por intervalos de tiempo.

Recuerda no forzar físicamente las articulaciones de tus rodillas y columna.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana