Frío o Calor para Dolores de Artrosis: Cómo Mitigar los Efectos

Frío o Calor para Dolores de Artrosis: Cómo Mitigar los EfectosEn este artículo te quiero mostrar cómo usar el frío o el calor para los dolores de artrosis.

El tratamiento térmico es una de las alternativas más eficaces para mitigar y tratar los efectos de la artrosis.

Estas terapias consisten en la aplicación de calor, frío o ambas en combinación, utilizando el contraste de aplicación de calor y frío.

El calor provoca un efecto vaso dilatador en los conductos sanguíneos y refuerza el riego en las zonas tratadas.

Por otra parte, se comporta como un analgésico frente a los dolores y relaja los músculos, constituyendo una terapia ideal para realizar antes del inicio de una sesión de ejercicios físicos.

El frío ayuda a reducir la inflamación y efectúa un efecto vasoconstrictor que en combinación con el vasodilatador generado por el calor, reactiva la buena circulación de la sangre.

A continuación, enumero y propongo algunas de las terapias térmicas que me han resultado más útiles y efectivas, de aquellas que he experimentado en mi lucha contra la artrosis.

Manta o esterilla eléctrica

La esterilla eléctrica es perfecta para afecciones localizadas en articulaciones, muñecas, rodillas, codos o tobillos, mientras que la manta eléctrica es más adecuada cuando la artrosis afecta a la columna vertebral y caderas.

Debe utilizarse en tiempos entre 15 y 20 minutos.

Duchas calientes y bañeras de hidromasajes

La aplicación de duchas con chorros de agua caliente permite tratar la artrosis de forma natural.

Las bañeras de hidromasaje son muy útiles para realizar tratamientos completos al cuerpo.

Y además disponen de chorros de agua a presión que se pueden orientar hacia las partes que nos interese masajear, además de relajar los músculos, la presión hidrostática favorece el retorno venoso y mejora la alimentación sanguínea en la zona.

Estas bañeras pueden ser una buena inversión para las personas que padecemos artrosis.

Debes vigilar que la temperatura del agua se encuentre en un rango comprendido entre 38 y 44 grados centígrados, temperaturas demasiado altas son peligrosas y contraproducentes.

Mi recomendación para el tiempo de duración de este tipo de tratamientos estaría en torno a los 13 minutos.

Compresas con geles térmicos

Son susceptibles de ser utilizadas tanto para realizar tratamientos de frío como de calor en articulaciones.

Muy sencillas de usar, pueden meterse al microondas para calentarlas o al congelador para enfriarlas.

Yo las utilizo para realizar un tratamiento de frío y calor en las rodillas, pero puede aplicarse a cualquier otra articulación.

Debes tener un par de ellas en el congelador y aplicar una en cada rodilla durante quince minutos, pero debes retirarlas cada cinco minutos durante un minuto de las rodillas…

… y en ese tiempo masajear rodillas con las manos y volverlas a colocar transcurrido el minuto.

Después aplica las compresas de gel caliente cinco minutos sobre las rodillas.

Puedes hacer este tratamiento para artrosis dos veces al día, mejora la circulación en la zona y alivia mucho los dolores.

Balnearios

Los balnearios son una buena opción para eliminar la artrosis de forma natural, ya que permiten combinar los tratamientos térmicos con los beneficios que ofrecen las propiedades medicinales del agua.

No es difícil averiguar qué balnearios disponen de aguas curativas para la artrosis, ya que los diversos centros publicitan los beneficios que sus aguas promueven.

Generalmente estos establecimientos útiles para la artrosis suelen disponer de aguas de tres tipos: sulfurosas, cálcicas y de propiedades termales radioactivas.

Algunos balnearios además de tratamientos hidrotermales, ofertan sesiones terapéuticas con “peloides”, que son unos barros curativos formados de la mezcla de aguas minero-medicinales con otros elementos orgánicos e inorgánicos…

… según su composición son llamados turbas, fangos, sapropelli, limas, gytja, entre otros tipos. Se aplican proporcionando terapia de calor y transmiten sus propiedades a huesos y cartílagos.

Bolsas de hielo

Los cubitos de hielo son accesibles en la mayoría de los hogares. Su utilización consiste en la aplicación de frío zonal mediante el uso de una bolsa de hielo en las articulaciones o partes afectadas.

El frío es útil para reducir la inflamación y aliviar dolores. Mi recomendación es aplicar en sesiones de entre cinco y diez minutos como máximo, las cuales se pueden repetir cada dos horas.

Nunca aplicar directamente sobre la piel, ya que puede generar daños e incluso quemaduras, coloca una toallita o un paño debajo.

Ceras y parafinas

Las ceras y parafinas tienen un efecto calorífico más duradero que el agua sobre una zona a tratar, yo las recomiendo para tratar artrosis en muñecas y tobillos.

Caliéntala a 52 grados, viértela en una palangana. Introducir la mano o el pie durante tres segundos y retirar un minuto. Repite ocho veces esta maniobra y después deja la mano o el pie en reposo hasta que se enfríe y solidifique la parafina.

Después limpiar y frotar con un algodón mojado en alcohol de romero. Esta terapia es muy buena para hacer frente a los dolores que produce la artrosis.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana