La Verdad Sobre el Bicarbonato de Sodio para Artrosis

La Verdad Sobre el Bicarbonato de Sodio para ArtrosisEn este artículo te quiero mostrar la verdad sobre el bicarbonato de sodio para la artrosis.

El bicarbonato de sodio es, probablemente, uno de los remedios para la artrosis que más controversias crean.

Y es que, en este sentido, la mayoría de las personas piensan que, única y exclusivamente, su efecto guarda relación con la acidez de estómago y el reflujo, pero yo te aseguro que no es así.

De hecho, si lo utilizas adecuadamente, puede ayudarte a reducir los síntomas asociados a tu problema de salud y a sentirte mucho mejor. Voy a explicarte cómo y por qué.

La primera razón por la que el bicarbonato de sodio es beneficioso para la artrosis es que ayuda a eliminar el ácido úrico del organismo.

Como bien sabrás si padeces este problema de salud, el ácido úrico es uno de los principales responsables de la aparición de procesos inflamatorios en las articulaciones, lo que generalmente va a asociado a intensos dolores y falta de movilidad.

Pero, además, el bicarbonato de sodio también ayuda a regular el pH natural de la sangre, lo que se traduce en un entorno mucho más propicio para evitar la proliferación de bacterias y microorganismos perjudiciales para la salud.

Lo que conseguirás con eso será distraer y debilitar a tu sistema inmune y servir de caldo de cultivo ideal para los radicales libres que deterioran los cartílagos de tus articulaciones.

A todo esto hay que añadir que el bicarbonato de sodio ayuda a controlar y reducir los niveles de colesterol en sangre…

… lo que se traduce en una circulación más fluida y menor riesgo de padecer procesos inflamatorios, así como muchos otros problemas de salud todavía más graves.

Una vez que he comentado todos los beneficios de los que podrás disfrutar implementando el bicarbonato de sodio en tu alimentación, he de reseñar que puede servirte como remedio natural para la artrosis.

Para esto último, deberás empezar a tomarlo con cierta regularidad.

En el caso de que, en este preciso instante, estés padeciendo un episodio de dolor e inflamación, mi consejo es que tomes un bote y extraigas de él media cucharada grande para, a continuación, disolverla en un vaso de agua.

En este momento, cuando esté bien removido, procede a beberlo todo de una sola vez.

Ten en cuenta que, probablemente, te va a provocar la evacuación de gases instantáneamente, por lo que ten cuidado si estás en público.

La dosis máxima que te recomiendo es de 4 cucharadas al día. Eso sí, no debes mantener una cantidad tan elevada todos los días.

De hecho, en cuanto notes que los síntomas empiezan a remitir, disminuye las dosis.

Una vez que te sientas al 100% mi consejo es que tomes una única ración diaria de bicarbonato de sodio justo después del almuerzo o del desayuno, según el caso.

Hazme caso y te aseguro que tu vida va a dar un giro de 180 grados.

Y es que, a pesar de lo que puedas pensar en primera instancia, te aseguro que el bicarbonato de sodio puede ayudarte mucho más de lo que imaginas.

Solo tienes que usarlo de la forma adecuada y rápidamente te sentirás mejor.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para derrotar a la artrosis y eliminar para siempre los dolores y sus síntomas

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo también padecí artrosis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y los medicamentos solo estaban destruyendo mucho más mi salud.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron y pude abandonar los medicamentos que estaba tomando.

Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar tu artrosis de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Susana